domingo, noviembre 11, 2012

Amanita codinae

No todas las amanitas son de vivos colores, algunas como esta, son blancas con el sombrerillo cubierto de placas marrones. Es una seta de gran tamaño que podemos encontrar habitualmente en parques y jardines donde salen de entre el cesped. Antes de abrirse del todo la seta las laminillas están tapadas por un velo que se desprende fácilmente. A pesar de poco colorido resulta una seta bastante espectacular y llamativa por su robustez y tamaño que aunque podría comerse es de poco valor gastronómico, algo que unido a que suele salir en jardines, que absorben buena parte de la contaminación de las ciudades hace poco recomendable su consumo.

2 comentarios:

HibernoManchego dijo...

Justo ayer encontré ejemplos de estos. No he comido porque no estuve cierto de la identificación. Eran enormes. Ahora yo se que son, gracias. Saludos, Mike.

Juanjo dijo...

Pues hiciste bien en no comerlos, con las setas si no se está seguro mejor no cogerlas. LA verdad es que es una seta preciosa, no todas las amanitas son rojas.

Salu2