sábado, julio 13, 2013

Alcorques y azoletas. El trabajo de los voluntarios.



Una constante en los campos de trabajo de voluntariado ambiental es el uso de esta herramiento de múltiples nombre, azoleta, guataca, sacho, azada, etc...  En Tablas de Daimiel, además del espacio inundado es igualmente importante la banda de vegetación mediterránea que protege esta zona y por ello se trabaja en su recuperación mediante la adquisición de fincas colindantes y repoblación forestal de la zona. Pero no basta con poner las plantas y esperar sentado unas cuantas décadas, hay que trabajar un poco sobre estas plantas manteniendo los alcorques para que capten mas agua y despejar un área para evitar que las herbáceas las ahogan, algo que puede ocurrir en un año tan lluvioso como este donde las hierbas han crecido mucho.

De esta manera nos aseguramos de que las encinas, coscojas, cornicabras, romeros y retamas que se han plantado salgan adelante mejorando el aspecto y la calidad ecológica en el Parque Nacional. Esta es una actividad que debe realizarse una vez al año y dado el tamaño de la superficie repoblada es imposible hacerlo solo con los voluntarios, por lo que este trabajo resulta simbólico, aunque efectivo, como debe de ser el trabajo del voluntariado.

2 comentarios:

mit allem Drum und Dran dijo...

Me gustan tus entradas porque siempre me taren imágenes o palabras de mi tierra. Hacía una jartá de tiempo que no escuchaba la palabra azoleta.
saludos

Juanjo dijo...

Hola Pilar, es una palabra mu pero que mu de por aqui, jejejejeje

Salu2