viernes, marzo 30, 2007

Corredor Verde Dos Bahías Tramo I Puerto Real- Medina

En este primer tramo recorreremos a pie (aunque bien que podría hacerse en bicicleta) los 27 km que separan a Puerto Real de Medina. Nuestro recorrido comienza a la vuelta de la pinaleta de Derqui, allí empieza el sendero que en su principio hay que pasar debajo de un puente por el que pasa la autovía, a nuestra derecha queda la laguna de los barreros, una laguan formada tras el abandono de una cantera explotada en tiempos de los romanos para hacer vasijas, de ahi los barreros. A nuestra izquierda transcurre el camino, en el cual nos encontramos en buen estado de conservación la caja de aguas de Puerto Real, construida a finales del siglo XVIII de la cual se conserva esta torre. Tras esta torre llegamos al hospital universitario de Puerto Real, zona a partir de la cual nos adentramos en los pinares de Puerto Real, bosques que en tiempos fueron espesos y extensos y hoy en día muchos de ellos se hallan adehesados para el uso ganadero o restringidos a los bordes de la cañada, durante varios kilómetros veremos este paisaje, durante nuestro recorrido nos acompañan personas de todo tipo, un hombre de unos 90 años que no es capaz de aguantar los 27 km pero es capaz de hacerse 10 Km, momento en el que abandona al grupo y se monta en al autobús de vuelta, un claro ejemplo de que querer es poder y que estas cañadas son para todos, nos acompaña una chica en chanclas que es capaz de aguantar los 27 Km y llegar perfectamente casi sin rozaduras de las chanclas, nos acompaña también una pareja que se conoció unos días antes y desde entonces no han dejado de verse ni un solo día aunque sin duda el personaje de la jornada fue un hombre de unos 60 años que hacía este recorrido todos los lunes y una de sus dudas era cuando habría un camino para llegar hasta Cádiz a pie. Como no, las ovejas se cruzan en nuestro paso, levantando una polvareda y aprovechando cuanto pueden del pasto en un momento que el pastor las deja para reemprender la marcha rapidamente y desaparecer en la espesura del pinar. Pasado este tramito cambiamos a un espectacular bosque donde abundan los lentiscos arboreos, y las raíces de los árboles levantan el suelo, así llegamos al arroyo Zurraque, un arroyo salino de interior en el que a su alrededor crecen plantas propias de saladares como las frankenias y las saladinas, junto al arroyo se dan afloramientos de yesos que resultan espectaculares tanto en formas como en sus vivos colores, nos llevan a un paisaje que parece que ha sido pintado a propósito, un capricho de esos que nos suele brindar la naturaleza continuamente, como no, probamos los granos blancos que hay en el arroyo y efectivamente saben a sal y eso que estamos a varios kilómetros del mar...A partir de este punto podemos observar manchas salpicadas de matorral que cubren el paisaje, un paisaje de lo más desconocido, la campiña de Cádiz, manchas de matorral entremezcladas con los cultivos conforman el paisaje que se embellece notablemente con las montañas que se elevan al fondo. Cada vez van tomando más importancia los cultivos en el camino, a la vez que se suceden los cercados de zonas repobladas para completar ese pasillo verde que en estas zonas llenas de cultivos se desdibuja ligeramente. Antes de ver la figura de Medina en la montaña pasamos por la Cantera del Berrueco, hoy abandonada como cantera pero ampliamente utilizada en el pasado para la obtención de materiales de construcción y materiales para hacer rellenos al mar.
Y al final del camino tras nueve horas de camino acabamos llegando a Medina con los pies algo cansados pero sobre todo satisfechos de haber llegado al final, nosotros lo haremos una vez o de vez en cuando, pero en tiempos pasados estos caminos eran las vías de comunicación entre las ciudades que o bien se hacían andando o en caballo que era lo que había en aquellos tiempos, con un refresquito al final en la venta imtercambiando impresiones nos encontramos a unos cuantos chicos que son socios de un club de senderismo que se dedican al senderismo extremo haciendo travesías de unos 70 Km....con 27 Km está mas que bien para mí, que además de andar hay que disfrutar del paisaje, de la flora y de la fauna del lugar.

1 comentario:

druta dijo...

Sí, casualidad. Yo lo sabía ya que hace unos meses dí a parar con "Hablando en verde" buscando información sobre el II tramo del Corredor Verde Dos Bahías. Bicheando el resto del post observé días después que la foto que aparece en PuertasVerdes es la "misma" que la del post. Podrían tener el detalle de agregar un botón de enlace de -más información- y linkearnos, ¡qué menos!