viernes, marzo 05, 2010

Los críabichos, los zoos y los coleccionistas.

Los criabichos son unos ejemplares que han proliferado mucho en los últimos años, se dedican a criar animales, algunos en peligro de extinción para supuestamente que no se pierda la especie y hacer un gran favor a la conservación ayudandoi a su reproducción en cautividad, los críabichos intentan ser algo más que un coleccionista que simplemente los tiene como diversión o capricho, no hay más que recordar el zoo de los horrores que montó un famoso torero en su finca cuyo máximo exponente era un tigre. El fin de estos centros de cría no suele estar nada claro, en algunos programas televisivos nos ponen muchos ejemplos de este tipo de personaje, todos ellos suelen coincidir en su amor a los animales, aunque en algunos caso es más que visible que la situación de sus animales es lamentable por muchos papeles y permisos que tengan. En nuestro país, dado que está prohibido hacer estas cosas con las especies autóctonas, cosa que se deja a los profesionales, veánse los casos del lince y del ibis eremita, pues la gente se dedica a salvar especies del mundo, ya sean gacelas, felinos amenazados o cualquier otro no autóctono. Mucho dicen que el fin es la reintroducción, pero si el animal crece en estado de cautividad es un ejemplar que se considera irrecurable y no puede devolverse a la naturaleza, para que esto sirva de algo los ejemplares deben separarse del ser humano y entrenarse antes de soltarlos, el resultado es que al final tenemos granajas de muchos animales que como mucho podrían servir como banco de reproducción para reintroducir. Luego vienen los centros de fauna donde se cobra una entrada por ver estos animales, que no quieren llamarse zoos, cosa que disimulan ampliando el tamaño de la jaula o poniéndolos en recintos donde no haya barrotes para que no la sensación de que estén tan encerrado, cosa que por ejemplo ocurre en parques temáticos de fauna. Dónde realmente si se hacen cosas que luego sirven es en los Parques Zoológicos, como el caso del Zoobotánico de Jerez, donde una especie como el Ibis eremita, se ha reproducido a partir de ejemplares en cautividad y se ha podido reintroducir, el caso de este ave es particular ya que tolera bien la cautividad y es capaz de reproducirse, sin embargo esto no ocurre en la mayoría de las especies que no toleran nada bien el estado en cautividad. En cualquier caso ningún animal podrá encontrarse a gusto en cautividad, por grande o disimulada que sea la jaula y no se le hace un favor a ninguna especie salvaje domesticándola y exhibiéndola como animales mansos, los animales deben de ser salvajes, y precisamente no hay nada comparable a observar a los animales en libertad, cuesta más verlos, más en distinguir sus detalles pero ahí están tal como son, con su compoortamiento y siendo libres, esto es algo que ningún centro de fauna podrá darnos salvo que participe en programas reales de reintroducción y no de críabichos. Parques como el Cabárceno, donde se muestran a animales que no pintan nada en Asturias son una auténtica aberración simulando una falsa libertad y lo que es peor, arrebatando el espacio a las especies que deben de estar en ese lugar, desde luego no hay peor forma de ayudar a la fauna. Por último señalar que si bien muchos de estos centros pueden hacer una buena labor educativa, enseñando animales, dando a conocer su problemática, es importante que quede claro que en cualquier caso, estos animales estarían mejor en su medio ambiente que encerrados, salvo los irrecuperables, que fuera de las jaulas no existirían, lo que no sabemos es si estos animales preferirían morir libres en lugar de la cárcel de oro. Ahí queda eso.

3 comentarios:

ANZAGA dijo...

Comparto absolutamente el sentir de tu entrada...

Cada vez que visito uno me entra más tristeza que otra cosa...

Saludos.

Juanjo dijo...

Hola ANZAGA, la verdad es que son sitios donde entra tristeza, es lo que tiene el egocentrismo, el pensar que todo está para que el ser humano lo maneje a su antojo. Es bastante triste ver a los animales así.

AmmO dijo...

La verdad es que es una auténtica pena, que la gente considere a los seres vivos como si fueran un cuadro, algo que tener en un lugar concreto, y ver que bonito "queda" . Gracias por esta entrada, a ver si la gente poco a poco nos vamos concienciando que los animales donde mejor estan es en su habitat natural.