miércoles, diciembre 31, 2008

FELIZ 2009

Hoy termina 2008, un año que dicen será el más largo de los últimos años con una duració n de un día más por ser bisiesto y un segundo más por ajustes astronómicos varios. Durante este 2008 han pasado muchas cosas unas buenas, unas regulares y otras malas, como casi todos los años el balance es más positivo que negativo pero este año hemos empezado a ver cosas nuevas, 2008 ha sido el año de la puesta en marcha de los diferentes programas de uso público en los espacios naturales protegidos, como para la administración el problema de la conservación parece estar resuelto ahora hacen un esfuerzo inversor en el uso público, si bien es verdad que se invierten ingentes cantidades de dinero en la conservación de varias especies (lince, quebrantahuesos, águila imperial...) no se hace el mismo esfuerzo en conservar el todo que supone un ecosistema lo que admás redundaría en la conservación de todas las especies y no solo de unas cuantas si bien es verdad que algunas o necsitan más que otras. La puesta en marcha del uso está resultando en términos generales mala para el medio ambiente puesto que parece ser que ahora tenemos que meter a toda la población dentro de un espacio natural para que lo conozcan sometiéndolo a una presión humana enorme, máxime cuando en pocas décadas se ha dilapidado un parte sustanciosa de nuestra riqueza natural. Un claro ejemplo de esta mala política la tenemos en Los Toruños, un espacio de 1000 Has por donde han pasado durante todo el año unas 60000 personas, una presión de 60 personas por hectárea (en un campo de fútbol hay 23 y ya nos parecen muchas y pisotean toda la superfice), en realidad son más puesto que no se ocupa toda la superficie. Este uso público ha tenido un gran coste económico para el erario público pero mayor aun ha sido el coste ecológico; la casi desaparición de una especie vegetal por instalar un área recreativa en su hábitat y una mala retirada de flora invasora, la progresiva desaparición de las colonias de cría de charrancitos por el aumento del uso público incontrolado, el chiringuito y la práctica de pseudodeportes acuáticos, la tala y destrozo de grandes arbustos para abrir visibilidad en los caminos (cuando en realidad no hacía falta ninguna) y lo que aun queda por llegar, el destrozo de un sabinar para acumular los materiales de obras para la instalación de pasarelas y embarcaderos. Si les digo que en realidad estoy hablando de un espacio natural protegido que no harán en los que aun no tienen protección, estamos en una crisis medioambiental tremenda, cuando aun no se han comprendido cuales son los procesos ecológicos, la riqueza natural, la importancia de los endemismos, el respeto a las colonias de cría no se pueden emprender actuaciones de uso público que como en este caso nos llevarán a una progresiva degeneración del medio y para más coña, en nombre del medio ambiente. Es triste decirlo, que el mejor momento del parque de los toruños fue cuando sin haber gestión alguna se cerró a los vehículos impidiendo el cachondeo de acceder al final de la playa en coche reduciendo de manera notable el impacto sobre el medio, años después de eso un tren neumático y un autobús "ecológico" se encargan de repartir a la gente por lugares a los que muchos no llegarían andando, una gestión nefasta que busca resaltar aspectos positivos que no lo son y tapar cualquier voz que cuestione esa "buena gestión". Espero que en este año que entra se recapacite sobre que demonios se está haciendo con nuestros espacios naturales protegidos y recordar que el fin prioritario de cualquier espacio natural protegido es la conservación, aunque ello implique que a ciertas zonas no pueda accederse en favor de la conservación y es que no es lo mismo un parque natural que un parque público urbano, no es lo mismo....
FELIZ 2009

1 comentario:

alvaro dijo...

feliz añoooooo