jueves, octubre 12, 2006

El Tejo (taxus bacatta)

El tejo es un pequeño árbol que aunque en tiempos pretéritos fue bastante abundante hoy no lo es tanto y su localización se ha vuelto más restringida. Es un árbol que siempre ha estado ligado al hombre, en parte a su uso maderero, ya que su madera es de alta calidad, uno de los instrumentos más antiguos que se han encontrado es un hacha con una edad de 50000 años cuya madera se encontró que era de tejo, en el campo de la mitología se dice que el arco de Robin Hood era de madera de tejo, si que es cierto que es una madera muy usada para la fabricacion de armas en aquella época. El otro aspecto de interés del Tejo es su toxicidad, se trata de una planta muy tóxica en todas sus partes salvo en la pulpa roja que emvuelve al fruto que es la única parte no tóxica de la planta, por ingestión de las hojas un animal del porte de un caballo puede morir en pocos minutos, del Tejo americano (Taxus brevifolia) se descubrió una sustancia muy activ contra el cáncer, el taxol, pero había que matar un árbol entero puesto que se encontraba en la corteza y de un árbol apenas se obtenían unos pocos miligramos con lo que se descubrió una sustancia parecida en el tejo europeo que se transforma facilmente en el taxol y además se encuentra en las hojas con lo que no hay que matar al árbol para obtenerla. Una de las sutancias tóxicas que se encuentran en todas las partes del árbol es el alcaloide Taxina, el veneno paraliza el sistema nervioso central, es activo frente a humanos, equinos,...,etc, sin embargo a gatos y conejos no les afecta. Una particularidad de este árbol es su longevidad, pueden llegar a ser árboles milenarios y se cree que es el árbol más longevo del mundo, no llegan a ser árboles altos pero si por edad pueden llegar a tener un diámetro considerablemente grande, como el Tejo de Fortingall en Escocia con sus 15 metros de diámetro en el tronco y una edad estimada de 2000 años. En España es especialmente abundante en el norte.

1 comentario:

Míguel dijo...

Si me permites el comentario, añadiré a tu interesante reseña, q antiguamente junto a las tumbas se plantaba un individuo de este árbol pues se creía q protegerían a los muertos en su viaje hacia la eternidad. La tradición se fue conservando durante mucho tiempo y es por ello q aún perviven algunos "pies" de esta longeva especie en algunos lugares del viejo continente, respetados por tradición a pesar de ser testigos de aparición y desaparición de religiones.
Otra característica de este árbol, a ver si tú me lo puedes completar, es su asombrosa capacidad de regeneración, esencia de su longevidad. En cierto documental llegué a ver cómo un tejo tronchado por una tormenta era capaz de seguir adelante pues una de sus ramas había emitido una raiz y se estaba alimentando de la materia muerta del tronco y del agua q se acumulaba en su oquedad. A mi relamente me pareció espectacular.
Un saludo fiera, nos vemos en breve!