jueves, agosto 11, 2016

Alcaudón común


En verano esta pequeña ave se suma a la colección de aves de la campiña. Si bien en Cádiz no es como en La Mancha donde pueden contarse a cientos pueden observarse con relativa facilidad. La cabeza roja y su cola larga son características en los adultos además de su peculiar pico con gancho que recuerda a las rapaces. Los juveniles son de color marrón y por lo general bastante escandalosos. Pueden alimentarse de los abundantes insectos que hay durante el verano o de lagartijas que ensartan en plantas espinosas.